domingo, 11 de enero de 2009

Creando creadores adaptativos

De los múltiples avances científicos que no cuadran "exactamente" con la religión, es el evolucionismo uno de los que levanta más animadversión. Empiezo a sospechar que la razón es que la evolución explica la creación de los dioses, como los dioses intentan explicar la creación de los hombre, incluso los evolucionistas.

"Parece muy probable que las religiones existan por una razón; como los perjuicios etnocéntricos, la fe religiosa, gracias a la energía y devoción que inspira, ha pagado dividendos en el pasado a nuestros ancestros y a los grupos a los que pertenecieron. Muchos de nuestros cerebros están, sospecho, “preparados” para ser religiosos de la misma forma que están preparados para tomar decisiones instintivas, sobre en quien confiar, por ejemplo. La fe ciega es quizá el arma definitiva de la unidad del grupo. Si todos fuéramos un único grupo estaría bien. Podríamos vivir nuestras vidas en un sueño cósmico, creyendo lo que quisiéramos, y llevándonos bien unos con otros. Pero los grupos religiosos, convencidos de su rectitud, se han masacrado unos a otros, y a no creyentes, a lo largo de la historia. Es difícil de creer que el futuro no vea más de lo mismo, solo que con armas enormemente más poderosas. A la vista de esto, nuestro persistente instinto por la religión puede ser nuestra más peligrosa “desadaptación”. (Mark Buchanan, The Social Atom, página 201, traducción libre)
Publicar un comentario