jueves, 17 de octubre de 2019

Finales (chim pum)

Caminando hacia el trabajo esta mañana, oyendo música en aleatorio, me sale “Con su blanca palidez” (A Whiter Shade of Pale) de Procol Harum. Un temazo que te cautiva, te transporta a otro mundo… y acaba en un triste fade out apresurado que me ha dejado un sabor de boca malísimo. Y es que las buenas piezas musicales te transportan, te sacan de la realidad para llevarte a un mundo interior por un tiempo limitado. Cuando acaban han de devolverte a la realidad de la manera menos dolorosa posible. No sólo la música, también la ficción, cuentos, novelas, monólogos, etc. tiene ese potencial evasivo y también tiene que terminar preparando un aterrizaje suave para el viajero.

En el caso de los “fade out” (ir bajando el volumen sin que la canción termine realmente) lo que se hace es renunciar a construir un final de verdad y cortar sin más, con la disminución de volumen como única señal de cierre. Por contra, los finales típicos de la música clásica son perfectamente resolutivos, terminan donde la tonalidad manda, en el tiempo que corresponde, a veces hasta rematando “chim pum” (y hasta volviendo a rematar “chim pum, chim pum, chim puuuuuum”). No sólo en la clásica, pero ahí hay ejemplos de finales bien pomposos y exagerados, que no dejan lugar a dudas, no defraudan. En el jazz no es raro acabar con un acorde disonante. Queda claro que es el final, pero deja un poco colgado, como con ganas de más resolución, igual que las películas en las que no queda claro si los personajes se acaban casando o no.

La música es un juego de generación de expectativas que a veces se cumplen y a veces no (eso lo aprendí de Almudena M. Castro en sus maravillosas charlas). En las canciones más sencillitas como temas infantiles, se cumplen casi siempre, hay pocas sorpresas, mientras que en las músicas más “avanzadas” se esfuerzan por liberarse de notas, armonías y estructuras y la sorpresa es permanente. Claro que la proporción adecuada de satisfacción y frustración de expectativas depende del individuo y su cultura musical. En cualquier caso, parece que en este marco hay finales de tres tipos: los que terminan generando una expectativa que se cumple (chim pum), las que generan una expectativa que se defrauda (disonante) y las que no generan ninguna expectativa y simplemente se apagan.



En el caso de la narrativa tengo mucho menos clara la tipología de finales. El mismo hecho de decidir que una historia termina en un punto concreto ya tiene mucho mensaje, como nos hace notar brutalmente Dina Goldstein imaginando una continuación de la vida de Blancanieves con el príncipe azul que, obviamente, no era tan maravilloso. Lo que es seguro es que, al igual que la música, un texto que te ha transportado ha de terminar devolviéndote a la realidad con la mayor naturalidad posible; y una posibilidad, muy utilizada por los monologuistas, es volver al punto de partida, ese en el que terminé de escuchar Con Su Blanca Palidez a la que entraba al despacho a comenzar mi jornada laboral.

miércoles, 16 de octubre de 2019

¿El fin de la vida universitaria?

Muchos recordamos más nuestro paso por la universidad por la cafetería, el césped, fiestas, conciertos y conferencias, que por las clases regulares. En esos años haces amigos que te duran toda la vida, incluso encuentras pareja.

Todas esta "vida universitaria" tan maravillosa es un subproducto del hecho puramente académico de acudir a la universidad a cursar tus estudios. Estamos descubriendo últimamente que ese subproducto crecía especialmente en el desorden académico. Cuando los horarios dejan huecos libres, las clases se suspenden y se recuperan con flexibilidad, cierta frecuencia, avisando con poca antelación no hay más remedio que tener "vida universitaria". Una planificación académica poco estable y no anunciada con suficiente antelación convierte a los estudiantes en rehenes de su carrera, especialmente en las carreras en las que teníamos muchas prácticas. Toda la vida es en el campus y eso deja mucho hueco para grupos de teatro, asambleas o partidas de mus.

Con la reforma que ha supuesto Bolonia y la implantación de sistemas de calidad la actividad académica está cada vez mejor estructurada. Ahora los horarios y las fechas de examen se anuncian con un año de antelación y se cumplen casi siempre. Para cambiar una clase hay que informar a la dirección de centro, y no hacerlo y que te pille el inspector es puede resultar problemático. En muchas clases la asistencia es obligatoria o, al menos, muy conveniente. Este compromiso con la planificación académica es una muestra de respeto por nuestros estudiantes, un avance significativo en la modernización de la universidad. Pero está acabando con la vida universitaria.

En esta universidad moderna organizas una conferencia y, o bien no va nadie, o bien tienes quejas de profesores porque se les "contraprograman" las clases. Ambas reacciones muy acordes con los nuevos tiempos. ¿A qué hemos venido aquí? ¿Estamos a setas o a Rolex? Incluso los responsables de las cafeterías notan que las ventas caen en picado.

Obviamente no vamos a revertir el proceso, una universidad es un entorno muy caro para tomar café y jugar al mus. Pero la interacción abierta entre las personas, la asistencia a seminarios, el mestizaje intelectual y las oportunidades para serendipias afortunadas no se pueden dejar desaparecer así como así. A ver qué se nos ocurre.

domingo, 6 de octubre de 2019

Champiñones donostiarras

Desde hace algunos años se celebra en Donosti un festival científico llamado Passion for Knowledge. Además de invitar a grandes científicos, muchos ganadores del premio Nobel, se incluye uns sesión de charlas de 10 minutos, charlas Naukas. Este año me han invitado a participar con una charla sobre algunos detalles de la fisicoquimica que hay detrás de cocinar champiñones al ajillo.

Además de subir al escenario del teatro Victoria Eugenia, y de compartilo con ilustres ponentes, graban las charlas. La mía está aquí.

lunes, 30 de septiembre de 2019

10 cosas que vuelan


Acabo de publicar un libro. Un librito para todas las edades en el que se muestran 10 formas diferentes de volar y cómo construir un experimento "cacharrista" que vuela de cada una de esas formas. Un libro de la colección Ciencia Infinita de la editorial A Fortiori, un proyecto de la gran Jaio la espía. En concreto la página del libro es ESTA.

Se puede comprar en Amazon.

Sobre el libro me entrevistaron en Onda Vasca el 19 de noviembre, una agradable conversación sobre el libro, su contenido, propósito y demás.


miércoles, 25 de septiembre de 2019

Aceitunas y cogollos en Balmaseda

Con el apoyo del ayuntamiento, y promovida por la estupenda cuadrilla de divulgadores de Balmaseda (los wikihilos), se celebró una sesión de "charlas de Cientia". Me invitaron a participar junto con otras 4 personas: Maitane Alonso, Gemma del Caño, Javier Armentia y Laura Morán. Se llenó el teatro y lo pasamos muy bien.

Mi charla, de aceitunas y cogollos:

Joaquin Sevilla from Ayuntamiento de Balmaseda on Vimeo.


Al día siguiente, en Naukas Bilbao, nos hicieron una foto que acabó saliendo el El Correo, ahí están los grandes Wikihilos (Iván, Eneko y Ander), Laura, OskarKimikarte y JaviTanhauser

El cartel del acto:



lunes, 23 de septiembre de 2019

Comenzamos temporada en la SER y en la COPE de Navarra

Este curso se repiten las mismas colaboraciones en la radio local navarra que el pasado:

En la SER los lunes hacia las 13:40 o así, en el final del Hoy por hoy, conducido poro Mamen García, y junto al gran Javier Armentia.
El audio del primer día AQUÍ.


En la COPE quincenalmente, uno de cada dos miércoles a las 12:30, con Alberto Sanz. Audio del primer día AQUI

Me gustaría ir recopilando los programas y dejándolos por aquí pero da bastante trabajo la verdad...

miércoles, 4 de septiembre de 2019

Entrevista sobre accesibilidad cognitiva

A la hora de realizar cualquier tarea, hay que llegar al sitio, percibir lo que hay que hacer y entender lo que se está percibiendo. Esas tres etapas, que podemos entender como sucesivas, requeren de aspectos distintos de "accesibilidad", respectivamente física, sensorial y cognitiva. Esta última suele quedar olvidada, incluso por quienes se preocupan de las primeras.

Sobre este asunto de la accesibilidad cognitiva me han entrevistado en M21, una amable invitación de Óscar Menéndez. Dejo más abajo el podcast, la entrevista comienza en el minuto 67:30. Nos hemos podido explayar un rato y creo que ha quedado interesante.

Sobre este asunto había escrito un artículo hace poco (aquí). También hay en el blog un pwpcon las imágenes que usé en una charla sobre el tema a estudiantes con discapacidad intelectual (aquí).




domingo, 1 de septiembre de 2019

Sesgo de propiocronismo

Este verano he leído seguidos el Microbiota (de Ignacio López Goñi) y Un geólogo en apuros (de Nahum Méndez) y no he podido evitar imaginarme a los componentes de la microbiota analizando su entorno “geológico”, el entorno que les da soporte y sobre el que viven y evolucionan. Para nosotros el entorno geológico está quieto, tanto que costó una barbaridad que se aceptara la tectónica de placas. Nuestra escala de tiempo vital es pequeñísima en comparación con la del suelo sobre el que vivimos y evolucionamos. Sin embargo, si miramos con perspectiva geológica (poniéndole imaginación al conocimiento acumulado) somos como hormigas caminando por troncos a la deriva… o como las bacterias que nos colonizan. Porque la escala de tiempo vital de los microorganismos es muy pequeña en comparación con la nuestra. Lo que ha comenzado a estudiarse (con curiosísimos resultados), es como la gran población de seres que conforman la microbiota evoluciona y alcanza diferentes equilibrios poblacionales en función de que les alteremos el entorno en el que viven, nosotros. Para esos microbios nuestros cambios de dieta, hábitos de vida y demás, les supondrán cambios ambientales análogos a los que experimentamos a escala humana tras grandes erupciones volcánicas u otros cataclismos geológicos.

Si empezamos a mirar imaginando otras escalas de tiempo paisajes aparentemente apacibles ya no lo son tanto. Un tronco de árbol viejo, asentado al borde del camino, presenta manchas coloreadas sobre su corteza. Resultan ser líquenes, concretamente Xanthoria y Parmelia (como acertadamente me hizo notar Marisa Castiñeira) y seguramente están colonizando el tronco en una suerte de competición, como si fueran dos ejércitos ocupando un territorio. Si viéramos la evolución de las poblaciones de ambos líquenes a cámara (muy) rápida ya no parecería una escena apacible, sino algo parecido al mapa de un conflicto bélico.

Un paisaje en el que una pradera termina en el lindero de un bosque es también el escenario de una dura batalla. Cuenta Aldo Leopold que las plantas herbáceas de la pradera y los árboles del bosque se van robando territorio las unas a las otras en escala de siglos. Es muy difícil que crezca un árbol solitario en medio de la pradera, se lo comerán los animales recién germinado, solo al pie de otros árboles van creciendo los nuevos, extendiendo la zona boscosa hasta que un incendio la hace retroceder, devolviéndole el terreno a las hierbas.

Para estudiar un fenómeno es necesario acotar el alcance del estudio, hay que decidir que porción del mundo, que tiempo, que variables y que precisiones conforman el “sistema” que vamos a analizar. Es imposible estudiarlo todo a la vez, claro. Para poder avanzar en la mecánica cuántica hay que suponer que el movimiento de los electrones y el de los núcleos atómicos no se afectan entre sí. Los electrones son tan rápidos que “ven” quietos a los núcleos. Para los núcleos los electrones son tan rápidos que los “perciben” como una nube de carga eléctrica negativa. Esa forma de interpretar los movimientos electrónicos y nucleares de denomina aproximación de Born- Oppenheimer, y aunque funciona muy bien, como su propio nombre indica, es una aproximación. Otras disciplinas que no son la mecánica cuántica operan de la misma manera, con aproximaciones en las que se desacoplan fenómenos. En algunas ocasiones puede ocurrir que esas aproximaciones no sean explícitas o que no funcionen tan bien.

El entorno natural que nos resulta tan armonioso, apacible y equilibrado, lo percibimos así porque lo observamos en una escala temporal en la que los conflictos y cambios aparecen congelados. Vivimos una especie de sesgo de propiocronismo (palabra que me acabo de inventar) que, como todos los sesgos, no nos da una imagen fiel de lo que sabemos que ocurre, sino una adecuada para que vivamos; y obviamente vivimos en nuestra escala temporal, no en la de los microbios ni en la de los continentes. El propiocronismo no es problemático a diario, pero si hay que considerarlo seriamente a la hora de plantear estudios científicos… o causas ecologistas.

lunes, 26 de agosto de 2019

Resumen del curso (2018-19) en divulgación

Un año más, y van tres, aprovechamos el verano para hacer un balance del curso en lo que a divulgación se refiere.

40 colaboraciones en radio, unas 25 charlas (talleres o shows en diversos formatos), la organización de un festajo mensual de ciencia en el bar, Pint of Science, Naukas, el PreNaukas Universidad, el acto del día de la UPNA... En fin, un buen montón de actividades que "culminan" (por decirlo de alguna manera) con el nombramiento como director de área de Cultura y Divulgación (del Vicerrectorado de Proyección Universitaria, Cultura y Divulgación). Una oportunidad de trabajar por una única cultura, y no sólo de la cultura científica.

Una buena parte de todas las actividades se deben a la inestimable (y no es un tópico) colaboración de Javier Armentia.

Actividades:

CHARLAS
Charlas Bachiller      8  (1 de botijos, 4 de cocina y 3 de engaños de la mente)
Otras charlas             11

CURSOS DE VERANO
Charlas en                 2  (UPNA en Ujué y UND en Tudela)

RADIO SER Navarra, "Las voces de la conciencia"        24 programas (aprox)
COPE Navarra, sección propio + "el perolas"                  15 programas (aprox)
Otros Radio                                                                        2

CIENCIA EN EL BAR
Temporada en el Chester                     7
Taller Show "Ciencia con Sentidos"   3   (Sangüesa, Estella y Cascante)         

ORGANIZACIÓN de FESTEJOS (Coorganización en realidad)
Ciencia en el Zentral
Pint of Science Pamplona
PreNaukas Universidad
Naukas Pamplona'19

Maestro de ceremonias
Presentación de "cacharrismo"
Acto del día de la UPNA

Miembro de Jurados    2 (Tesis en 3 minutos y Ciencia Clip)
Vídeos de Youtube      3

Nombramiento cono Director de área de Cultura y Divulgación.


---------------------------------------------------------
Lista completa con fechas y enlaces a los sitios (cuando los hay)

9 y 10 de agosto -- Ujué, estrellas ciencia y migas. Talleres de ciencia en el bar.
6 de septiembre -- Comienzo de la colaboración semanal en la SER, (ya no se llama Vermú y es en jueves)
11 de octubre -- Colaboración en el grado de Trabajo Social. Diseño Universal y Accesibilidad Cognitiva.
16 de octubre -- Jornada de APS universitario (participación en la mesa redonda).
18 de octubre -- Inaguración de la expo "El ojo electrónico" en Sangüesa con charla sobre microscopios.
8 de noviembre -- Ciencia con sentidos en Estella. Crónica aquí.
14 de noviembre -- Sesión de ciencia en el Zentral. Mi charla aquí.
14 de enero de 2019 -- Blogs en la universidad (para el Jerónimo de Ayanz). Una vieja presentación aquí .Dodumentar un curso (cuentahistorias)
30 de Enero de 2019 -- CIP Viergen del Camino. Tu cerebro te engaña.
1 de febrero de 2019 -- IES Toki Ona, Bera. Misterios de la cocina (y en Slideshare)
11 de febrero de 2019 --  IES Pedro de Ursúa, Mendillorri.  Misterios de la cocina (y en Slideshare)
11 de febrero de 2019 --  IES Sierra de Leyre, Sangüesa. Misterios de la cocina (y en Slideshare)
12 de febrero de 2019 -- Breve historia de la microscopía (con taller). Estella. Inaguración de "el ojo electrónico"
19 de febrero -- IES Barañain. Misterios de la cocina
20 de febrero -- IES Altsasu. Botijos y ollas exprés
6 de marzo -- IES Altsasu. Tu cerebro
11 de marzo -- Jornadas del Consejo Escolar de Navarra. Ciencia y escuela
10 de abril -- Jornadas doctorales G9 en Logroño, participación en mesa redonda.
12 de abril -- Día de la UPNA, presentación de proyecto Pharus Upna. Organizacion e intro (vídeo)
14 de abril -- Ciencia con sentidos en Sangüesa (Antenas UPNA), en el bar Dos Caballos.
15 de abril -- IES Pablo Sarasate, Lodosa. Tu cerebro te engaña.
11 de mayo -- Ciencia con sentidos en Cascante.
20 - 22 de mayo -- Pint of Science Pamplona. Organización y presentación de los 3 festejos (post)
23 de mayo -- Seguridad eléctrica en el quirófano. Charla invitada en el IV Congreso de AMINE
24 de mayo -- PreNaukas Universidad. Organización y presentación (post)
25 de mayo -- Naukas Pamplona Otros Mundos. Organización y charla (post y video)
7 de junio -- El cuento de los yogures. Dentro del maratón de cuentos de "Nos movemos por África", Barañain.
18, 20 y 25 de junio -- Las tardes de la tabla periódica
28 de junio -- "Formas y sombras" Cursos de verano de la UNED en Tudela. (Anuncio)
18 de julio -- "Formas y sombras" Ateneo IMUVA, Universidad de Valladolid (PWP).
12 de agosto -- Ujué. Las escalas del universo.

sábado, 24 de agosto de 2019

Las mentiras se pueden cocinar, la cruda realidad no

En marzo de 2018 se hizo público un estudio del MIT que concluia que las noticias falsas corrían mucho más en tuiter que las verdaderas. Se difundían más, llegando a más personas y más rápido. El estudio fue muy comentado en medios de comunicación, tertulias y demás.

Ayer mismo tuvimos un suceso que, en mi opinón, ejemplifica perfectamente la obviedad que encontraba el estudio (y cuantificaba y demostraba muy bien, eso sí).

Se publicó una fotografía de Boris Johnson, en una reunión con Macron, con un pie en una mesa. La foto se hizo viral, dio miles de vueltas y generó un montón de comentarios sobre lo grosero del gesto, encima de que te invitan te portas así, etc. etc. No pude evitar comentar la foto yo tampoco. Sin embargo, al poco tiempo descubrí el vídeo de la escena en la que aparecía la foto. Viendo el vídeo se comprueba que la foto descontextualiza tremendamente lo que se vivía en la escena real. En tono de muy colegas, le dice Macron que esas mesitas lo mismo valen para poner un café que para poner el pie, y el otro hace el gesto de ponelo (sin llegar prácticamente a pisar) ejemplificando el comentario de su interlocutor. Ningún desplante, ninguna grosería, ninguna falta de entendimiento entre ambos... todo lo que sugiere la foto fija no está en el vídeo, en la realidad habría que decir. También comenté el desmentido.

Tenemos aquí dos piezas informativas (dos "noticias", dos "tuits") una verdadera y otra falsa de toda falsedad (fake). ¿Cuál encontrará mejor acogida pública? En efecto, la falsa. La realidad es como es, en crudo, y a veces tiene elementos narrativos interesantes pero en la gran mayoría no. En cambio la mentira es algo cocinado, preparado por alguien, con más o menos voluntariedad, pero destilado ya con los elementos narrativos que nos gustan a los seres humanos: el bueno, el malo, los estereotipos, presentación, nudo y desenlace... Se puede argumentar que una fotografía es un reflejo fiel de la realidad, con una foto no se puede mentir, sin embargo la desocntextualización temporal que supone, sí que permite mentir, y mucho, como el caso que estamos analizando. De hecho no es nada inhabitual en periodismo gráfico buscar esas descontextualizaciones con más o menos intención.

En el estudio del MIT, les salía que las noticias falsas se retuiteaban 70 veces más que las verdaderas. En este microejemplo no se llega a tanto, pero el número de interacciones (en el momento de escribir esto) es de 18 para el "falso" y 4 para el "verdadero", a pesar de que el segundo llega un gif y resulta gráficamente más llamativo. Está claro, nos gustan los alimentos cocinados, y la información también.