viernes, 16 de enero de 2009

Las variables y sus derivadas

Me parece un tanto exagerado calificar de "desplome" al hecho de no ganar tanto. Podría pensarse que Intel ha entrado en perdidas, pero ha ganado nada menos que 4.000 millones de euros.

Es frecuente confundir la disminución de una variable con la de su derivada. En estos meses ha disminuido el IPC, pero no han disminuido los precios. El IPC es la variación de los precios, la derivada temporal de los mismos. Y que esta disminuya significa que los precios crecen más despacio, no que disminuyan. El decrecimiento de los precios supondría una derivada negativa, un IPC negativo: deflacción.

Lo mismo ha ocurrido con el precio de la vivienda, ha disminuido mucho su ritmo de crecimiento, pero sólo muy recientemente se ha hecho negativo. En el famoso debate Zapaero Rajoy de la última campaña electoral uno (Rajoy) enseñaba la gráfica de la variale, el precio de la vivienda y otro (Zapatero) la de la derivada, la variación del precio. La primera gráfica era creciente en todo momento mientras que la segunda tenía un máximo y mostraba ya una pendiente decreciente.

A la hora de entender con claridad lo que se predica de una variable cuantitativa es fundamental tenerla definida con precisión, y en la práctica es muy común confundir una variable con su derivada.
Publicar un comentario