jueves, 14 de mayo de 2009

UPNA 2 punto 0

Me preguntaba un compañero ayer sobre mi opinión respecto del nuevo "MiAulario" que se acaba de lanzar con inusitado despliegue mediático. La pregunta cruda y directa me obligó a elaborar una respuesta que, la verdad, me estaba eludiendo a mi mismo.

Este blog empezó, entre otras cosas, para criticar actuaciones en este ámbito en un formato intermedio entre la publicidad del info-general y la privacidad de un café en el bar. Y me costó suficientes disgustos como para que sea un área de la UPNA que, aunque me es muy querida, he obviado comentar. Pero tampoco es cuestión de escaquearse permanentemente...

La opción técnica del MiAulario, SAKAI, me parece una elección totalmente acertada. Cabe la duda de si resulta más conveniente software propietario o abierto. No es evidente, de hecho a la institución probablemente le resulta más barato un servicio basado en software propietario, pero eso es otra discusión. Era imprescindible una migración: o a una versión moderna del software propietario WEB-CT o a software libre. La dirección de la Universidad tiene (como casi todas) un compromiso político con lo segundo, pues adelante. En este caso, a diferencia de otros muchos, se evaluaron opciones de software libre (en vez de ir directamente a la de moda) y se optó por una alternativa que, no siendo mayoritaria tampoco es residual y que se basa en la misma tecnología que mucho otro software corporativo.

La forma concreta de particularizar SAKAI a esta universidad ya la tengo menos clara. Parece haber un cambio de enfoque, de filosofía en lo que las TIC aportan a la formación universitaria. El Aulario Virtual (1.0) tenía el "curso"como unidad fundamental, un espacio (virtual) al que accedían sólo el profesor y sus estudiantes. Ahora esa es una sola de las 3 modalidades que se han planteado: "cursos", "comunidades" y "proyectos"; además de un espacio personal propio. Solo el tiempo dirá si esa aproximación fue la correcta. Bueno, el tiempo y una adecuada monitorización (valga el barbarismo) del proceso. Estaría bien saber cuántos profesores usan hoy el Aulario 1.0, cómo ha evolucionado ese número en sus 8 años de vida, cuántas comunidades o proyectos están hoy alojados (y vivos) en el Web-CT. La evolución de esos datos al pasar por la transición sería una buena medida, tanto de la dificultad de la transición, como de la utilidad real de la nueva herramienta. Espero que aunque no se publiquen, esos datos se estén tomando.

Y lo que peor me parece es la temporización y los resursos destinados. Todo el curso pasado se ha destinado a pruebas que probaban poco, este año coexisten en explotación las dos plataformas para la universidad (con los recursos que ello supone), pero no para cada iniduo, que no puede optar cuando se migra su asignatura. Parece ser que las asignaturas del CVC-G9 han de migrarse ya este verano, por cierto.

Desde el centro que la gestiona, esta implantación va a ser la primera innovación en servicio a la comunidad universitaria en años, las prioridades han ido más por la producción propia de contenidos de entretenimiento (como este o este). esperemos que, cuando menos, seamos capaces de seguir haciendo lo que hacíamos, en el mundo 1.0 y con software propietario, sin mucho esfuerzo de cambio. Y ojalá me equivoque y las comunidades y proyectos adquieran una vida que sobrepase a los cursos.

La imagen es un pantallazo de la noticia recogida por Universia
Publicar un comentario en la entrada