jueves, 21 de mayo de 2009

No hay estudiantes para tantos campus

Me hace notar un colega la similitud entre la situación del cine Español (según el artículo de El País de hoy) y la del sistema universitario: sobreoferta.

En ambos casos consideraciones grandilocuentes sobre la importancia de la cultura obvian exageradamente la demanda real.

¿Cómo Tudela no va a tener un Campus universitario? ¿Cómo un creador tan valioso como ___(x)__ no va a poder hacer su película?

Hay dos consideraciones, una más esencial y otra más económica. La primera trata sobre qué es arte o cultura. Personalmente a mi el cine en general me parece más "ocio y espectáculos" que "cultura", pero en Europa al menos se ha sabido colocar en ese nicho. Igual podríamos preguntar de la Universidad, que sin duda es una mezcla de muchas cosas, pero nunca debería perderse su sentido de servicio público, lo cual, sin público al que servir, resulta muy absurdo. Respecto de la cuestión económica es claro que estas cosas se pueden hacer porque el que toma la decisión de gastar dinero en ello no gasta dinero propio, sino del contribuyente.

Me viene ahora a la cabeza un ejemplo más. Un excelso catedrático de la UPNA dijo hace unos años, como miembro del Consejo Editorial, que los libros que publican las universidades no se publican para ser leídos, sino porque su calidad merece verlos publicados.

Creo que podemos darle una vuelta de tuerca más a la cuestión y que las universidades se dediquen a producir películas.
Publicar un comentario