jueves, 24 de enero de 2008

WEB 2.0 y Personal Learning Environmet

La semana pasada el Centro Superior de Innovación Educativa organizó un par de conferencias sobre el WEB 2.o y David Benito anunció su intención de establecer un Aulario Virtual 2.0. Pude asistir a una de las conferencias, y me voy a ahorrar los comentarios de detalle, baste decir que no me gustó en absoluto en ningún aspecto. Hoy me han pasado dos enlace muy interesantes para ir entendiendo más la cosa:
http://incsub.org/blog/2005/blogs-anywhere-high-fidelity-online-communication
http://incsub.org/blog/2006/the-inevitable-personal-learning-environment-post

Mis opiniones sobre estas cosas son aún confusas, pero habrá que comenzar a desgranarlas para poder profundizar. Podemos empezar por necesidad y/o conveniencia.

Nos comunicaba David el otro día en un info- general:
"Desde la puesta en marcha del Aulario Virtual, a comienzos del curso
2004/2005, su uso ha crecido de forma importante por parte de los profesores y estudiantes. Se estima que actualmente un 50% de los profesores, un 70% de estudiantes y un 65% de asignaturas hacen uso del Aulario Virtual de forma frecuente. En los últimos tres cursos académicos 386 profesores han asistido a los cursos de formación para el Aulario Virtual, impartidos en forma de taller."

Lo primero es que ya antes de que él llegara en el 2004 había aulario virtual, sólo que no se llamaba así. Confundir un cambio de nombre con la creación de algo es un poco delicado. A mi me duele por la parte que me tocó en la puesta en marcha inicial, el auténtico arranque desde cero; pero me preocupa más por lo que pueda haber de nominalismo en el cambio que ahora se propone.

Si le damos la vuelta a los datos, el 50% del profesorado y el 35% de las asignaturas no hace ningún uso del Aulario Virtual 1.0. En estas condiciones ¿de verdad necesitamos ir más lejor o asentar más donde estamos? Si los recursos fueran ilimitados, no habría que optar, pero en eso consiste precisamente el gobierno (sea gestón o política - ver post anterior-), en optar.

En un planteamiento equilibrado de los distintos aspectos de la innovación educativa tecnológica, hay ámbitos como la generación de contenidos multimedia que están muy desasistidos. ¿De verdad estamos escasos de herramientas de comunicación? Por lo que veo en algunos conocidos, en el LMS de la UNED si se crea una cierta comunidad centrada en lo académico, pero es que están físicamente distribuidos. ¿En una universidad presencial tiene sentido forzar comunidades virtuales? A mi me preocupa que mi hija gaste más tiempo en el mesener que físicamente delante de sus compañeros con los que chatea, de hecho le limito el uso y le insisto en que se incorpore más a las redes sociales reales. ¿Porqué con mis estudiantes universitarios habría de hacer lo contrario? Tampoco es despreciable el esfuerzo de aprendizaje, tras años de formación para que el 50% de los profesores utilicen el LMS (el WEB-CT), algunos con dificultades importantes, la generación de perfiles, blogs, wikis y demás añade una complejidad no despreciable. (leyendo el segundo de los links de antes me ha entrado el pánico en este aspecto)

Tras todas estas dudas, si me coge el conferenciante de la semana pasada, o el mismo David, me acusarán de antiguo, de tener miedo a la innovación, a no atreverme a perder control en favor de los estudiantes y de todo el argumentario al uso de los modernos defensores del llamado WEB 2.0... Bueno, en realidad no es eso, pero se me alarga mucho este texto. Esperaré a que me lo digan.
Publicar un comentario en la entrada