martes, 5 de mayo de 2009

Ranking de gasto y talento hidropónico

Hace unos días comentábamos la aparición del informe de la fundación CYD. Tantos datos numéricos compilados para muchas universidades dan mucho juego periodístico. Cada Universidad, Comunidad Autónoma o periódico, puede airear la clasificación que mejor le convenga. A nosotros nos ha tocado el número uno en gasto corriente por estudiante. Un titular así deja claro lo bien que nos trata nuestro gobierno, y lo atinado del recorte presupuestario que se produjo en los presupuestos de este año (¡y aún querían más!).

Ha estado muy bien el Rector recordando que el reducido tamaño (somos la segunda universidad pública más pequeña, tras La Rioja) supone un sobrecoste, y que el gasto por alumno disminuiría aumentando el número de titulaciones. Estupendo guiño al reciente asunto de medicina (entre otros posibles). Se podría haber insistido más en la hemorragia económica que supone el cumplimiento de la ley foral, aprobada por unanimidad, que nos exige la implantación de estudios presenciales en Tudela.

Me contaban hace unos años sobre el milagro agrícola que estaba consiguiendo Isrrael, que con sus cultivos hidropónicos sacba el máximo rendimiento de la poca agua disponible, y conseguía significativas cosechas en el desierto, eso sí, a un coste importante. No puedo evitar el simil: en nuestro desierto intelectual, está siendo necesaria una fuerte inversión para aprovechar gota a gota el no muy abundante talento existente. Con un poco de suerte las valiosas cosechas de egresados se apreciarán en próximas generaciones.
Publicar un comentario