viernes, 5 de diciembre de 2008

Profesionales poco profesionales

En dos artículos de El País de hoy (los profetas y males educativos) se pone en cuestión la capacidad profesional de un par de profesiones: economistas y pedagogos respectivamente.

Tampoco es cuestión de cebarse, pero desde luego hay que reconocer que no todo es lo mismo. Si hubiese una intoxicación masiva porque los responsables de la salud alimentaria "no lo vieron venir", más de uno perdería el empleo, cuando no la libertad. Los puentes no se caen, los aviones vuelan, con los teléfonos móviles se habla. Los profesionales de esos sectores no se pueden permitir frivolidades, teorías o elucubraciones, como si los aludidos en los citados artículos. Claro que a cambio disponen de conocimiento científico. Un corpus de conocimiento que tiene la propiedad de predecir con precisión lo que ocurrirá en determinadas circunstancias. Una característica que no comparten otras disciplinas de la actividad intelectual humana.

En los últimos treinta años (al menos) hay un poderoso movimiento pseudodemocratizador que pretende borrar diferencias tan obvias como las antes enunciadas. por un lado ascendiendo a científicas disciplinas que no lo son por la vía del lenguaje: "ciencias humanas y sociales", "ciencias económicas y empresariales", "ciencias jurídicas", etc. Por otro lado, desde la filosofía de la ciancia y la sociología se pretende "demostrar" que no se puede establecer una diferencia "infalible" entre el conocimiento científico y el que no lo es. Tantos años, y tanto esfuero, como la gota malya, han tenido su efecto. Los economistas no sólo pasan por científicos, sino que casi sin el paradigma social de "científico respetable" (en contraposición a "científico loco").

Habría que devolver un poco de sentido común a estas cosas. No es que las disciplinas "precientíficas" sean menos respetables o valiosas, pero no es lo mismo. Sin duda que es mejor tener economistas que no tenerlos, pero sería aún mejor que avanzara su disciplina hasta alcanzar una capacidad predictiva razonable ¿no?
Publicar un comentario en la entrada