miércoles, 24 de febrero de 2010

El bar de los Telecos se vacía

Cuando un bar está vacío da mucha pereza entrar. Así, cuando un local se pasa de moda y empieza a vaciarse tiene un mal destino. Ahora resulta que carreras elitistas, que estuvieron de moda ven perdiendo clientela.

Todos los titulares de la figura proceden del suplemento Campus de El Mundo de hoy. En mi opinión en ellos está la pregunta y la respuesta. (Mi ventaja es que no tengo porqué ser políticamente correcto).

Los estudiantes valoran que estas carreras son demasiado difíciles de aprobar para lo que ofrecen. Siempre las han valorado como extremadamente difíciles (¿en cuanto está la estancia media de los estudiantes en títulos de 5 años nominales, en 8 o así?). A pesar de esa dificultad se mantenían porque el beneficio final era grande, y lo era gracias a un control férreo tanto de la enseñanza de ciertos contenidos como del acceso a determinadas profesiones. En la medida en que otras opciones formativas enseñan lo que requiere el mercado y la exclusividad del título ha perdido fuerza por ley, el equilibrio ha dejado de compensar.

Cuando el bar entra en barrena lo que procede es remozarlo por completo, modernizarlo, cambiarle la decoración y el nombre y hacerle una buena campaña publicitaria en el barrio. En el caso de estas titulaciones la ocasión la pintaba calva el EEES, era requisito legal reformar el bar en algún sentido. Los dueños (tras un parto de los montes digno de estudiarse en facultades de políticas o sociología) por toda modificación han acabado cambiando el color de las cortinas. No creo que eso vaya a ilusionar a los jóvenes parroquianos, la verdad.
Publicar un comentario