sábado, 29 de noviembre de 2008

Administrativos y ventanillas

Hace unos días escribía sobre un par de problemas que me surgieron con la administración de la UPNA. Ayer se me quejaban algunas de las personas implicadas en los sucesos. Les pedí perdón personalmente, pero procede aclarar el asunto: mi queja e incomprensión va contra los procedimientos en sí mismos, no contra las personas que trabajan en ponerlos en práctica.

Hay un procedimiento para evitar que los profesores se vayan de vacaciones con dinero público, y que no lo consigue, o que al menos nunca ha detectado un caso. La inspección del procedimiento se preocupa por que los expedientes estén completos, no porque el proceso sea eficiente y razonable. Esas son las cosas que me preocupan. Y seguro tampoco le hacen feliz a las personas que tienen que coleccionar los papeles y mantenerlos ordenaditos.

Y este caso ha surgido un poco por casualidad, pero hay legión en la universidad. Y si cada vez que encontramos uno nos dedicamens a ver si el problema es del PDI, del PAS, del Gobierno de Navarra o de la Cámara de Comptos perdemos el tiempo de resolverlo. La capacidad autonormativa de la Universidad se desperdicia a menudo en procedimientos costosos, difíciles y poco operativos.
Publicar un comentario en la entrada