martes, 16 de septiembre de 2008

Disculpas para Darwin

La Iglesia Anglicana "pide disculpas" por haberse opuesto de forma excesivamente emocional a la teoría de la evolución. Viene el El País, Expansión, ABC y otros miles de sitios más según Google.

Por un lado es interesante que una iniciativa institucional de una iglesia, y no un cura aislado, vayan en la dirección de evitar respuestas demasiado emocionales, y de convivir adecuadamente con teorías científicas. Pero por otro lado, aun para darle la razón, las religiones deberían mantener las distancias con la ciencia. Son cosas distintas, con objetivos, medios e intereses muy diferentes. No tiene sentido ni que los religiosos intenten juzgar teorías científicas ni que científicos intenten demostrar existencias o inexistencias de Dios.

Ya podían aprender de la Iglesia Anglicana, por ejemplo, todos los Gobernadores de Estados de la Unión en los que está prohibido aún hoy enseñar esa teoría o hay que exponerla como una opción más. Por no hablar de sospechosos "científicos" equidistantes. En fin, parece que en algunos aspectos la evolución es más lenta de lo que parece.
Publicar un comentario en la entrada