martes, 30 de marzo de 2010

Alunizando en el big bang

En estos momentos se está arrancando por segunda vez en la mañana el haz de protones del Gran Colisionador de Hadrones (LHC) del CERN.

En cierto sentido, sobre todo si llega a funcionar, hoy puede ser un día equivalente al de la llegada del hombre a la luna, sólo que hoy donde se pretende aterrizar es en el origen de nuestro universo, muy muy cerca del "big bang".

El alunizaje del Apolo 11 lo seguimos por la tele (bueno, a mi me mandaron a dormir que era pequeño entonces). El experimento del LHC lo podemos seguir en internet, especialmente vivo en twitter: @CERN, @lhcstatus, @lhcbexperiment, y seguro que unos pocos más). Y webcast en directo. La diferencia es importante, aunque el esfuerzo de transparencia de la NASA fue grande, hay suficientes barreras interpuestas como para postular una conspiración que dice que todo fue un montaje. Hoy vemos de primera mano lo que no funciona, como se acaba de perder el haz de protones, dónde estaba el fallo (o eso creen en este momento), la reinyección del haz... Si al final sale lo habremos seguido en directo, y si no otro día será.

¿En que consiste el experimento? Los protones son partículas cargadas (todos con la misma caraga, claro) y por tanto se repelen eléctricamente entre sí. La idea es acelerar dos haces (como dos rebaños) a velocidades inimaginables, girando en el interior de un tubo en direcciones opuestas. Cuando la velocidad sea máxima se les hace chocar frontalmente. Se espera con ello que lleguen a estar tan juntos entre sí como lo estaban en el momento en que comenzó el universo (bueno, inmediatamente después), que como es sabido comenzó con una gran explosión en la que todo lo que existe estaba muy apretado y comenzó a expandirse. Bueno, es sabido eso de la gran explosión (big bang) en el sentido de que es la teoría más ampliamente aceptada por los especialistas y muy asumida por todos en general porque es fácil de entender (a grandes rasgos al menos). En el mismo paquete de explicación del universo está el hecho (la hipótesis, de momento) de que en un choque tan tremendo los protones se romperán en trozos, tan es así que se espera que la masa se vaya por un lado y otras propiedades por otro. Esa "partícula de masa pura" (por decirlo de algún modo) tiene el exótico nombre de Bosón de Higgs. Por eso se resume el objetivo del experimento o bien en "la búsqueda del bosón de Higgs" o bien en "la recreación del big bang".

Si alguien se está preguntando para qué sirve todo esto que se plantee porqué hay gente que se divierte subiendo montañas. Las vistas del valle desde lo alto no son nada comparadas con la posibilidad de echar un vistazo al comienzo del universo.

La figura está tomada de aquí
Publicar un comentario