domingo, 21 de marzo de 2010

Coherencia

En el supermercado donde hago la compra habitualmente están retirado las bolsas de plástico que tradicionalmente usábamos los clientes para llevarnos la compra. la retirada de esas bolsas consiste en que ahora las cobran, y el argumento para este cambio es la protección del medio ambiente. Parece ser que esas bolsas son poco biodegradables.

El mismo supermercado ha instalado un aparato que envuelve los paraguas en plástico (ver la foto). La idea es que no goteen cuando entras con ellos mojados.

Sin duda el plástico que se usa para envolver paraguas es igual de biodegradable que el de transportar la compra. ¿Porqué uno si y otro no? Y eso por no hablar de los plásticos que se usan en los embalajes de los productos que compras, o las bolsas de basura que has de adquirir ahora para sustituir las bolsas de la compra que ya no tienes.

El interés por disminuir la contaminación por plásticos es magnífico, pero ¿es efectiva la medida que se ha tomado? Dudo que los plásticos involucrados en esta medida alcancen al 1% de los implicados en el comercio de la alimentación. Es lamentable como se puede tomar el pelo a la población con una excusa medioambiental. La ecuación es sencilla: la idea que se persigue es importante, y el esfuerzo que se solicita es asequible, escaso. No te puedes negar. Además el efecto contagio es importante, si los demás lo hacen no vas a ser el único "insolidario"... Vale, llevaré la compra en bolsas de tela, además son más bonitas, pero sé que es completamente inútil.
Publicar un comentario