miércoles, 24 de marzo de 2010

Hoteles, WiFi y datos personales

No se sabe porqué razón en los hoteles de este país te pueden regalar una botella de agua, bombones, caramelos, un té, unas zapatillas, un kit de afeitado y otro de lavado de dientes,... pero no la conexión WiFi. Bueno, quien dice regalar dice incluir en el precio del servicio global. Además el coste real del servicio es tan pequeño que no se entiende.

No contentos con no incluirlo en el servicio, tienes que adquirirlo a través de una plataforma nada intuitiva, poco "usable" en general. Y ya para rematar la faena estás obligado a ceder tus datos personales a Telefónica con aceptación expresa de que pueden utilizar tu correo electrónico y tu teléfono móvil para que te envíen publicidad (ver patallazo adjunto)... Si claro luego puedes oponerte, pero eso es un derecho que reconoce al usuario una ley orgánica (la de protección de datos) en cualquier situación. Pero para conseguirlo tienes que enviar una carta de papel a un apartado de correos. La compañía exige tu teléfono móvil para darte una hora de acceso WiFi, a través de un formulario automatizado y tu has de escribir una carta con sello a una dirección postal. ¿Es eso simétrico?

Vamos, que para un rato de internet pierdes unos euros (6 por una hora o 12 por 24), el tiempo (15 minutos hasta estar conectado) y la dignidad. Viva la interpretación de la sociedad de la información de los hoteles españoles.
Publicar un comentario