sábado, 14 de noviembre de 2009

Cuando la farmacia imita a la homeopatía

Leo una reseña sobre un estudio publicado en el New England Journal of Medicine en el que se acusa a una farmacéutica de referencia de manipular los resultados de algunos ensayos clínicos. No es la primera vez ni la más grave, el caso de 1996 con niños nigerianos fue espeluznante.

A los haituales en la defensa de la ciencia, el escepticismo y el pensamiento crítico se nos llena la boca de críticas a la homeopatía (entre otras muchas... digamos prácticas). Y el punto clave es precisamente que no son capaces de pasar ensayos clínicos al uso.

Los ensayos clínicos consisten en una serie de procedimientos muy finamente diseñados para evitar sesgos (como el doble ciego) y asegurar una efectividad basada en la evidencia. Además hay normativas legales cuidadosas que vigilan que se desarrollen como realmente deben ser. Digamos que el concepto de ensayo clínico se deriva del conocimiento científico y el pensamiento crítico de forma intachable. Pero si su aplicación real incumple los principios se derriba todo el edificio como un castillo de naipes, y acabamos en el mismo sitio, si no peor.

El dinero, cuando se maneja en cantidades obscenas mueve casi cualquier conciencia (salvando a Rick Blaine y algún otro romántico), y el dinero que mueven las grandes farmaceuticas es verdaderamente inmenso. Podemos pensar que casos como estos son anecdóticos y que además acaban saliendo a la luz y hasta siendo objeto de multas millonarias, pero no estoy nada seguro de ello.

Y la falta de una claridad prinstina resulta muy peligrosa: ante la duda razonable (que lo es) cualquiera se siente legitimado para juzgar. Y así nos encontramos con quien ve en la gripe A más una pandemia de miedo incitado para vender medicinas poco útiles que una verdadera amenaza social. Y si el tiempo va dando la razón, luego ve a convencer a esa persona de que la homeopatía no es útil o de que el trasplante para su hijo es la única solución...

La falta de confianza de mucha gente en la "medicina tradicional", y su correspondiente confianza en "medicinas alternativas", me temo que en gran medida es responsabilidad de la propia industria farmacéutica... Ahora que bien pensado, lanzando una buena línea de placebos homeopáticos hasta sacarán beneficio del tema.
Publicar un comentario en la entrada