viernes, 25 de septiembre de 2009

El encaje imposible

Insiste nuestro Consejero de Educación en que "Sin ninguna duda la UPNA no puede mantenerse sólo con financiación pública" (en el resumen de prensa de hoy).

Demuestra con mucha contundencia nuestro Vicerrector de Investigación que el margen de maniobra de las universidades públicas en cuanto a financiación privada es prácticamente nulo (en el resumen de prensa de ayer).

Síntesis: Pintan bastos (otra vez)
--------------------------------

El análisis de Alfonso Carlosena es impecable. Resumiendo mucho las ideas son:

- La universidad se dedica a la docencia y la investigación

- En docencia los precios están fijados por el Gobierno y no se puede incrementar el número de estudiantes

- En investigación si se puede realizar investigación contratada (y se hace de hecho) pero las empresas pagan por el servicio que reciben. El sobrecoste que se puede cargar para liberar fondos al presupuesto general es muy pequeño

- ¿Algo que no sea docencia o investigación? Pues donaciones/ mecenazgo (que es inexistente) o bien inventar servicios de pago para la sociedad (formación de bajo nivel, servicios de medida y asesoría) y ofrecerlos en competencia con el sector privado (haciendo dumping), y desvirtuando la función universitaria.

En conclusión:
I. Sólo queda pasar la pandereta, como proponía Oroz el otro día.
II. ¡Que políticos nos gobiernan!
Publicar un comentario en la entrada