sábado, 30 de agosto de 2008

Medallero universitario

Ahora que han concluido las olimpiadas pekinesas, sabemos que lugar ha ocupado España en el medallero, lo que da una idea de la "potencia deportiva" del país en su máximo nivel. Por cierto, la posición ha sido la 14 (según veo).

Pero aquí interesa más la cosa académica, ¿hay un medallero equivalente? Precisamente no hace mucho hemos comentado un ranking universitario que resultaba confuso y además no iba al grano.

Uno verdaderamente olímpico es el que elaboran especialistas en biliometría de la Universidad Jiao Tong de Shangai, también en China. Digo olímpico por lo sencillo, riguroso y exigente de lo que se mide (ver tabla en la figura adjunta). Todos los detalles metodológicos, los resultados de los últimos años y análisis de distintos tipos se pueden encontrar en la web en la que se publica el informe como tal.

Sobre unos datos tan extensos se pueden hacer muchos análisis. De hecho yo he leído ya, y me ha gustado mucho, como siempre, el de Antonio Arias Rodriguez, que se centra en las implicaciones en la gestión universitaria y en planes para mejorar la posición en ese tipo de medalleros. Allí cita un trabajo de Docampo (el exrector de Vigo), y el plan que han hecho en Frnacia para mejorar en los Rankings, una especie de plan ADO universitario.

Yo me voy a centrar ahora solo en un aspecto, que es la posción relativa en tres tablas distintas: (i) producto interior bruto, (ii) medallero olímpico y (iii) medallero universitario. Las posiciones son 8, 14 y 19, respectivamente.

Ninguno de los tres está muy mal, la verdad. Son muchísimos más países los que están por detrás que los que hay por delante. ¿Son coherentes entres sí? A primera vista parece que no del todo, y podríamos entrar en la crítica fácil del tipo "primero los banqueros, luego los futbilistas y los intelectuales arrumbados", pero no sería justo. Lo primero es que están muy juntos como para que las diferencias sean muy muy significativas, muy pequeños cambios nos podrían llevar a un 12, 16, 16 que ya no soportaría tales críticas.

Más probable es que unas cosas tiren de otras, pero con un tiempo de latencia. El ascenso en la tabla del dinero es relativamente reciente, con ese dinero se ha ido haciendo caso a deportistas, y tambien a las universidades. Los deportistas responden en escala humana: un joven prometedor con 10 años, en otros 10 ya tiene edad de competir y ganar medallas. Las universidades responden en tiempos institucionales, que no son geológicos pero sin duda requeren más de una década para que se aprecien variaciones competitivas. Seguramente sin hacer nada más que dejar pasar el tiempo ya se acerquen los tres números. Pero sería muy bueno no conformarse con eso.
Publicar un comentario