viernes, 29 de febrero de 2008

UPNA, el acrónimo

En la contraportada de un folleto inmobiliario se encuentra este mapa. Como indicaciones de hitos relevantes aparecen, además de los nombres de los municipios, dos calles, un centro comercial, un club deportivo y dos universidades. Es estupendo que de entre media docena de puntos de referencia uno sea nuestra universidad. Lo que no es tan estupendo que que el genérico "Universidad" no nos sea de aplicación. Nosotros somos el acrónimo UPNA. Ahora que es nuestra "marca gráfica" deberíamos estar contentos, dado que en efecto la identificación de la misma con la imagen social es clara; lástima que en ella se pierda la esencia universitaria de la institución. Y más lástima que se pierda porque socialmente aparece ligada a otra entidad que, a mi juicio, lo merece menos (aunque es indudable que desde hace más). Muchas universidades tienen una relación menos compleja con su acrónimo (UAM, UAB, UPV, UJI, MIT, etc. etc.) pero es que en ellas no se diluye en el acrónimo la esencia universitaria.

Todo esto puede parecer una pequeña niñería, puro nominalismo con poca sustancia, pero es una muestra más del pecado original, mal resuelto una vez tras otra de la denominación y simblogía de nuestra universidad. Parece ser que cuando se hace una búsqueda de la producción científica de la UPNA en los buscadores al uso, cerca de un 20% aparece atribuido... a la otra. Eso no es nominalismo, es pérdida de presencia, regalo de actividad a la competencia, pérdida de relevancia en cualquier sistema de indicadores.

En los poco más de 20 años de existencia hemos tenido cuatro "marcas gráficas" (la UN gris con estrellas en medio, la medalla con "universitas navarrensis", la medalla con "publica universitas navarrensis" y la "UPNA" descuajaringada). Además, el escudo oficial tal y como aparece en los estatutos es ilegal según una sentencia judicial, por lo que supongo que técnicamente no tenemos escudo, y por tanto la única seña de identidad es la "marca gráfica". Quizá todo este follon ayude a que en esta universidad, a diferencia de casi cualquier otra, no se pueda comprar "merchandising" con imágen corporativa. Camisetas, bolígrafos, carpetas o gorras (por no hablar de corbatas o relojes) no existen o son de difícil acceso con alguna enseña nuestra.

Aunque haya asuntos mucho más urgentes e importantes (financiación, nuevos grados, ...) no estaría nada mal tener un plan director de identidad corporativa realista, consensuado y eficaz; así aunque se avance poco, que al menos sea siempre en la dirección correcta.

Por sugerir una idea en positivo, estoy casi seguro que los investigadores de la UPNA acogeríamos muy bien un breve manual indicando cómo citar correctamente en nuestros artículos a la institución que nos paga (aunque sea poco, pero eso es otro tema).
Publicar un comentario en la entrada