lunes, 28 de julio de 2008

Carreras académicas poco convencionales.

Tras años dedicado a la música por entero, Brian May retoma su carrera académica y termina la tesis y hasta le nombran Rector honorífico de una universidad.

Y es que no todo el mundo comienza su tesis doctoral a los 23 años, ni completa tres sexenios con 41. A medida que la actividad científica se profesionaliza, los mecanismos de acceso y progreso son cada vez más algorítmicos, y eso penaliza a las carreras heterodoxas. No hace falta irse tan lejos como del pop-rock a la ciencia, los algoritmos estándar penalizan la interdisciplinaridad y los cambios de tema. No se si hoy (al menos en España) unos físicos que intentaran estudiar la estructura del ADN tendrían una beca...

Por cierto, que al hilo de la noticia del nombramiento honorífico del músico de Queen, Antonio Arias Rodriguez hila un post muy interesante sobre la financiación universitaria y los avatares que va sufriendo. A pesar de ser un blog con un título un tanto "asustador", todo la categoría sobre gestión universitaria resulta muy interesante.
Publicar un comentario en la entrada