jueves, 24 de enero de 2008

Pseudociencias


¡Que razón tienes Javier!

Es verdaderamente lamentable la persistencia de la visión acientífica (incluso anticientífica) que mantiene nuestra sociedad.

En la mayor parte de los casos es una cuestión de falta de coherencia interna: hay mucha gente capaz de pensar una cosa y su contraria a la vez, y si no a la vez, casi. Recuerdo una vez que discutía con una persona, técnico de un organismo oficial que decía creer en la uija, le dije que debía despedirle por conceder subvenciones o no en función de lo que le dictaran los espíritus. Se enfadó mucho y me dijo que cómo pensaba yo que iba a mezclar eso con su actividad profesional. Extraña forma de creer.

En cuanto a la universidad y la homeopatía, por más que conozca la cocina interna del asunto, y lo difícil que es mandar en esta casa en ocasiones, nunca se debió admitir...
Publicar un comentario en la entrada