jueves, 20 de febrero de 2014

Doctorados poco desempleados


(Introducción) El desempleo entre personas con el título de doctor es tan soprendentemente bajo que cuando aparece el dato en algún lugar siempre genera discusión. Lo primero es aclarar que se trata de personas con cualquier titulación que que han realizado un doctorado, porque en muchos contextos "doctor" se asimila a médico, creando confusiones a menudo (incluso en periódicos). 

(Metodología) Una de las reacciones típicas es dudar del dato, sera una encuesta poco fiable, con pocos encuestados o así. Pues no es el caso, disponemos de dos encuestas del INE, muy serias con metodologías públicas y acordes con los estándares internacionales. La primera es la encuesta de población activa (EPA), que entrevista telefónicamente a unas 180000 personas cada trimestre. Entre la exploración de datos que se hace se incluye el análisis por titulación. Responden unos 700 doctores cada trimestre. La otra es la encuesta de recursos humanos en ciencia y tecnología. Ésta es mucho más detallada, pero menos frecuente, solo ha habido dos, en 2006 y 2009 (publicada en 2010 con datos hasta final del 2009); es una verdadera pena que no se haya seguido la serie, porque deberíamos haber tenido una en 2012 que, hasta dónde yo se no existe. En esta se preguntó a 6000 doctores elegidos aleatoriamente de los que contestaron casi el 70% (la metología está descrita con todo detalle en la página web del INE). Cuando se publicaron los datos de su última edición, en 2010, muchos medios recogieron la noticia (1, 2,) con titulares declarando la ausencia de paro entre los doctores.

(Resultados y discusión) En la figura de arriba podemos ver, a la izquierda la evolución del paro entre doctores a lo largo de los años, segregado por sexo; a la derecha la distribución de los empleados entre distintos tipos de ocupación. El primero procede de la EPA y el segundo de la encuesta de recursos humanos del 2009. Sobre estos datos puros se pueden hacer un montón de reflexiones distintas, veamos algunas:
1.- Correlación no implica causalidad. Es bastante improbable que la colocación esté causada por el título. Dado que es una fracción muy pequeña d la población, y con unas características particulares (inteligencia, tesón, es más razonable pensar que son esas características las que llevan a la colocación. Podemos ir más allá y pensar, a la vista del gráfico de la derecha, que las personas que abordan el doctorado lo hacen ya desde un empleo que será consolidado o mejorado con ese título. El caso de jóvenes que comienzan la tesis con la promesa de una plaza universitaria no es en absoluto raro.
2.- A pesar de ser números bajos, la tendencia al alza coincidiendo con la crisis (empezando en 2008) es muy significativa. De alguna manera esta crisis cierra un período histórico de crecimiento universitario español, unas décadas en las que el número de universidades (y más aún de campus) se incrementó notablemente. Esas universidades no han dejado de incrementar su plantilla de profesores, hasta las recientes medidas de recorte del gasto público que tienen congelada la convocatoria de nuevas plazas. 
3.- El 15% que trabaja en empresas no sabemos si es debido al doctorado o , como muchos sospechan, a pesar del doctorado. Si bien es cierto que tradicionalmente las empresas no valoraban este título (incluso se consideraba un demérito por sobrecualificación), yo quiero creer que esto está cambiando. Y desde luego en el sector privado queda mucho recorrido para este tipo de formación.
4.- La vía del autoempleo. En la encuesta de recursos humanos en ciencia y tecnología se decía que del 96,1 empleado, el 90% lo era por cuenta ajena. Obviamente la vía del empleo por cuenta propia (spin off, eibt´s y similares) también tiene un amplio recorrido para doctores en próximos años.
5.- Las diferencias de género están presentes como en cualquier otro ámbito de la sociedad, sin embargo las diferencias son menores que en otros muchos, y la tendencia al equiparamiento es muy ilusionante.

(Conclusiones) Está claro que el paro entre personas con el título de doctor es muy inferior al registrado para niveles formativos inferiores. Este bajo paro es improbable que sea causa directa del propio título. Por otra parte está creciendo significativamente en los últimos años. Aún así, es previsible que los dosctores tengan buenas expectativas laborales en próximos años.

(Agradecimientos) Esta entrada surge de la conversación que tuvimos ayer en tuiter, alimentada con los datos de @ptarra y los comentarios de @milhaud, @maribeleia y @Teguayco entre otros.


Nota. La identificación de los párrafos como si fueran las secciones de un paper está dedicada a mis estudiantes de "Aspectos básicos de la actividad investigadora", muchos de los cuales, además, están haciendo el doctorado.
Publicar un comentario en la entrada