domingo, 8 de abril de 2012

Universidades estadounidenses más allá de los Rankings

Entre el papanatismo de copiar lo que sea de los países de moda y la autarquía intelectual de los que lo saben todo, debe estar el término medio que permita sacar buenas enseñanzas de experiencias ajenas.

Últimamente parece que todo esfuerzo de intercomparación de sistemas universitarios queda reducido al número de universidades que cada país tiene colocadas en los rankings de moda (fundamentalmente el de Shangai). Por eso me ha llamado mucho la atención el informe Putting College Costs into Context (del American Council of Education). Y es que el sistema universitario Estadounidense está tan representado por el MIT y Stanford como el futbol Español lo está por Ronaldo o Messi. La gráfica adjunta es muy ilustrativa. Casi la mitad de los estudiantes universitarios están matriculados en Community Colleges, dónde el coste medio es de menos de 3.000 dólares al año para estudiante a tiempo completo. Sólo un 16% de los estudiantes están en universidades privadas de coste medio 28.000 dólares por curso. Una parte muy pequeña son los que cursan estudios por valor de 60.000 dólares al año (que por donde debe andar la matrícula en el MIT). Sobre esta estructura de precios hay que considerar unos programas de becas (federales, estatales y locales) que alcanzan a un tercio de todos los estudiantes. Eso en becas directas, al margen de deducciones fiscales y préstamos subvencionados.

Estos datos contradicen la imagen simplista de unas universidades carísimas, fundamentalmente privadas, que exigen a los estudiantes un endeudamiento que les acompañará buena parte de su vida laboral. Esa situación realmente ocurre, peo a un porcentaje muy pequeño de los estudiantes. La gran mayoría del sistema universitario es público, accesible y con unos programas de becas muy considerables. A ver que parte de todo esto es la que inspira a nuestras autoridades ministeriales en las reformas con las que amenazan de forma perenne.

-----------
El informe completo, al que llegué gracias a @eRomanMe , está disponible en la web, y se centra en la evolución de ese sistema en la última década, el aumento de costes y sus razones, el aumento de las ayudas públicas y el desajuste entre ambos que va dejando una importante necesidad de reajustes. Pero a mi me interesaba ahora solo la pincelada más gruesa.
Publicar un comentario en la entrada