lunes, 25 de octubre de 2010

"Iridium flares" en clase

Hay un conjunto de satélites artificiales dando vueltas a la tierra que sirven para dar cobertura a teléfonos móviles. Esa cobertura satelital permite comunicación en lugares muy remotos, en catástrofes, etc. Es el sistema Iridium. Estos satélites presentan un "efecto secundario" muy curioso conocido como destellos de iridium o iridium flares. Dado que los satélites tienen paneles metálicos planos, en determinadas posiciones hacen de espejo, reflejando la luz del son hacia la tierra. Cerca del amanecer o recién anochecido, extraordinariamente visibles en ocasiones, se muestran como una estrella que aparece en el cielo y mientras se desplaza un poco se va apagando, en total un par de segundos. Lo más maravilloso de este asunto es que esos destellos se pueden predecir con total precisión, y esas predicciones están muy accesibles. Por ejemplo en Heavens Above, donde entre otras muhcas cosas, y tras haberle indicado al sistema en que lugar quieres hacer la observación te da los datos de destellos de los próximos días).

El pasado sía 19 de octubre, desde Pamplona se esperaba un destello muy intenso (magnitud -8!!) de estos a las 7:30, en mitad de las dos horas de clase que tenía. Hice un descanso y les invité a los estudiantes a acompañarme para verlo saliendo del aulario. Allí apareció, algo más alto de lo que esperábamos, porque no nos hicimos bien la idea de lo que son 67º de altitud, a su hora exacta.

De vuelta hacia el aula, reflexionaba sobre la reacción de los estudiantes (algunos impresionados y otros con cara de ¡vaya bobada!), y sobre el propio interés del asunto. A mi me divierte porque me produce un placer intelectual grande pensar en los desarrollos científicos y tecnológicos que se plasman en ese hecho: que exista el satélite, que produzca destellos, que se puedean predecir, que en una página web yo acceda a esa predicción y que todo eso se resuma en una estrella fugaz de 2 segundos. Es magnífico, aunque la verdad es que como espectácilo estético es un poco pobre. Caulquier fuego artificial es más "bonito". Para los estudiantes que no hicieron la elaboración intelectual (que se hace de forma inconsciente, ¡pero no automática!) el asunto les parecería absurdo: que un profesor nos saque de clase para esta bobada??!! Afortunadamente la mayoría creo que si se interesaron... Cuando empecemos las prácticas y pasemos horas de laboratorio juntos más "íntimas" ya preguntaré a ver.

---------
Créditos: De los "flares" supe gracias este magnífico curso de astronomía organizado por el Pamplonetario.
Flares en Pamplona en la próxima semana aquí.
Publicar un comentario