lunes, 10 de mayo de 2010

La iglesia del Flying Spaguetti Monster

La semana pasada se presentó en el Registro de Entidades Religiosas del Ministerio de Justicia la solicitud de inscripción de la iglesia pastafari, o iglesia del Monstruo Espagueti Volador (Flying Spagetti Monster Church). Se pueden seguir las evoluciones del grupo promotor del reconocimiento en España de esta acrisolada confesión a través de su twitter, en el que declaran ("en la bio") su devoción: Iglesia Pastafari, la verdadera religión. ¡Todo por la pasta!

A pesar de que yo siempre he tenido una inclinación importante por la religión Jedi, su falta de pujanza en España me lleva seriamente a plantearme el pastafarismo. Si finalmente la inscripción se hace oficial que cuenten conmigo.

Hay mucha gente que no se toma en serio esta iniciativa, y que incluso ve escondidos juegos de palabras en el rezo sagrado ¡Todo por la pasta! Gente que, sin ambargo, considera serio condenar a muerte a un escritor por un libro o a un dibujante por unas viñetas. Gente que exige (y consigue) no sólo tener sus propias escuelas, sino tener un hueco en todas, gente que a menudo se pone por encima de la legalidad democrática y que vive del dinero público. Espero que se cuiden muy mucho de blasfemar en mi presencia, porque yo por el FSM ma-to.
Publicar un comentario en la entrada