domingo, 10 de enero de 2010

Carámbanos de farola

En la farola que hay justo enfrente de casa se había cubierto ayer tarde de carámbanos en la mitad de su perímetro. Hoy siguen allí y han engordado bastante la verdad (hace un frío...)

La formación de los carámbanos de hielo ocurre cuando la atmósfera está en los alrededores de la temperatura de congelación del agua: en una parte por encima, el agua se funde y escurre hasta llegar a otra parte en la que, al estar por debajo, la gota que caía se vuelve a congelar. En el caso de la farola de la foto, la fusión de la nieve fue ayudada por el sol, por eso en la mitad del circulo orientada hacia el sol de la tarde no hay carámbanos (ni nieve sobre el gorrillo) mientras que estos se concentran a la sombra. En otras ocasiones ha ocurrido que era al encender la farola por la noche cuando el calor de la bombilla fundía la nieve en el centro, en esos casos los carámbanos se repartían de forma simétrica a lo largo de todo el perímetro (desafortunadamente no hice fotos como para comparar, a ver si la próxima vez puedo).

Este es uno de esos fenómenos traicioneros en los que la idea general cualitativa es muy sencilla pero los detalles son muy complicados. Saber en qué condiciones se van a producir, si habrá pocos gruesos o muchos finos, el lugar exacto en el que aparecerán, etc. son preguntas en absoluto triviales. (ver, por ejemplo, sobre las matematicas de los carámbanos).
Publicar un comentario