viernes, 29 de mayo de 2015

Ciencia en Redes 2015

El evento anual más importante de la Asociación Española de Comunicación Científica, un lugar donde encontrarte físicamente con algunos amigos "de la red" y donde aprender cosas. La página web recoge un montón de detalles de los ponentes y las charlas, y se siguió el programa tal y como estaba previsto con la única salvedad de Javier Armentia, que no pudo venir y sus 10 minutos de gloria no tuvieron lugar aquí. Así que nos podemos ahorrar descripciones e ir directamente a lo valorativo.

Las sesiones de "diez minutos de gloria" son estupendas. Es tiempo suficiente como para entender cual es el proyecto que se ha hecho, pero no como para dar detalles del mismo. Así que todo lo que te cuentan es interesante, y si quieres profundizar en algo, los ponentes están accesibles en la hora de la comida y las cervezas tras el cierre. La oferta fue variada, proyectos amateurs, profesionales, dirigidos a niños en la escuela o a adultos en las redes. No todos igual de interesantes para todas las personas, pero a mi no me sobró ninguno y varios me encantaron.

En las sesiones largas no hay medias tintas, si el ponente coincide con tus intereses es maravilloso, y si no... tienes muchos minutos para buscar distracciones alternativas. Me resultó maravillosa la charla de Emily Graslie. Conocía sus videos en "The Brian Scoop", pero no como había llegado a hacerlos y como eso forma parte de un puesto con un título maravilloso en un museo de ciencias naturales: corresponsal jefe de la curiosidad. Así como el papel de cazatalentos de Hank Green, y como los vídeos educativos en la red comienzan a ser un elemento importante en EEUU, por ejemplo (pero no solo) como parte de la comunicación institucional de un museo. Claro, que eso entronca directamente con mi interés personal en este tema de los vídeos.

Jose A. Pérez, como cómico que es, llena su discurso de humor y resulta muy divertido hablando de cualquier cosa. Mejor si te habla de la trastienda de una de las sensaciones del año en cuanto a comunicación de ciencia: el "late night" Órbita Laika.

Stephanie Schierholz, comunicadora de la Nasa, dió una charla muy interesante sobre todo para los periodistas, centrada en las estrategias para sacarle el mejor partido a un contenido excelente (por que la Nasa tiene de lo mejor que existe, claro). Para los que estamos más en el lado de la creación de contenidos que en el de su explotación, resulta menos interesante, aunque más que suficiente.

La ponencia restante no la entendí, no se correspondió apenas con el título que tenía, y no conseguí que me interesara un ápice. A esa hora ya circulaban por la pantalla filas de soles que se cuelan en el patio de la Casa Encendida cual gigantesca cámara estenopéica. Con distintas intensidades luminosas en cada fila, y más pequeñas y circulares cuanto más iban ascendiendo por la pantalla. El espectáculo lo ponían la natualeza, la física y la casualidad.

Esta nota está dedicada a Wicho. Y todo el peloteo soble lo maravillosos que son los organizadores (que lo son), lo bien que se pasa en el "Bieer for Science Forum" y la estupenda gente que hay todo al rededor dadlo por supuesto, sabéis que os quiero ;-p
Publicar un comentario en la entrada