martes, 24 de septiembre de 2013

Quitar para mejorar (pero no más)


Es magnífica esta imagen animada (gif animado que dicen los que saben lo que es un gif). A la vez que va dando indicaciones sobre como mejorar un gráfico, las va ejemplificando con un gráfico. Una forma visual, impactante y resumida de transmitir mucha información.

Procede de esta entrada en el blog de una empresa (Dark Horse Analytics) que se dedica, entre otras cosas, a la visualización de datos. Allí hay una versión en la que pasas las imágenes de una en una para apreciar mejor la evolución del gráfico.

Ya hace años, en 1983, Eduard Tufte, uno de los padres del análisis de la presentación visual de información cuantitativa, introducía el índice datos/tinta, como una medida de la cantidad de tinta utilizada en una representación un conjunto de datos. Una forma cuantitativa de comparar la calidad de representaciones de los mismos datos. Introdujo también otros índices, es un autor muy recomendable (además sus libros son muy bonitos, como no podría ser de otra forma).


A pesar de las alabanzas, me voy a permitir disentir un poco. Creo que el último paso es excesivo. Hay que quitar lo innecesario, pero no más, y para mi los ejes son necesarios. Las alturas de las barras, que es la información visual en la que se codifican los datos, alcanzan pleno sentido respecto de una referencia dada la escala. Si solo disponemos de la intercomparación entre ellas, que es lo que ocurre al eliminar el eje, empezamos a perder información en el "golpe de vista". Además la hacemos mucho más difícil de recuperar si queremos profundizar en el análisis. Así pues, con el criterio de maximizar la potencia comunicativa del gráfico, yo me quedaría con la versión de la figura adjunta.


Yo siempre pienso en la presentación visual de información cuantitativa en términos de "gráficas", y de maximizar su potencial comunicativo. Hay otras tendencias que las contemplan más como "visualizaciones" y añaden criterios centrados en la estética y el diseño que, en ocasiones, pueden interferir con el de maximizar la "comunicatividad" (valga el palabro). Supongo que la situación de uso del gráfico es la que debe dilucidar. Si se trata de un artículo científico no me apeo de mi criterio; ahora, si se trata de un periódico o una revista, dónde captar al lector es más importante que maximizar la información que se le comunica podría admitir visualizaciones menos óptimas.

Me llegó la info a través de @ptarra
Publicar un comentario en la entrada