jueves, 14 de abril de 2011

Elecciones a Rector

Mañana tenemos que votar. Toca elegir el que será el Rector de la Universidad Pública de Nravarra para los próximos cuatro años.

A diferencia de las anteriores, de todas las anteriores desde que llegué a la UPNA hace casi 18 años, en estas elecciones he estado totalmente al margen. Tanto que ni siquiera me ha pedido nadie el voto.

La campaña ha sido de tal discreción y elegancia que las fotos que se han publicado parecían más un reportaje de bodas que fotos de campaña electoral. Había más carteles de la campaña alternativa "antisistema" de Eraldatu (en la que proponían a Ruiz Mateos como Rector) que de los dos candidatos juntos.

¡Nos hemos vuelto criptógamos! Todo el mundo va eludiendo la conversación, si finalmente no se puede evitar hacemos juicios institucionales muy ponderados que no permiten descubrir el sentido del voto de los contertulios. Los programas electorales están llenos de deseos de progreso, de diálogo y de participación. Yo personalmente echo de menos propuestas concretas y definiciones explícitas del modelo de universidad que cada uno pretende. Los periódicos (locales) y los rumores identifican a los candidatos con posturas políticas, con partidos incluso, en un alarde de simplificación excesivo.

Me hubiera gustado oírle a alguien decir: Yo cerraría el Campus de Tudela, reconfiguraría el mapa de titulaciones con propuestas modernas (como un grado en Nanociencia) y con dobles titulaciones. Reorganizaría la normativa de ordenación académica relativa al EEES simplificándola al máximo (por ejemplo reduciendo la tipología de asignaturas). Prohibiría la circulación de vehículos a motor por el interior del Campus y pondría aparcamientos para bicis en todos los edificios. Limitaría los aparcamientos del campus a la comunidad universitaria. Trabajaría para eliminar el mal ambiente entre PAS y PDI (haciendo más próximos los puestos de trabajo de unos y otros, creando grupos de trabajo conjuntos para la mejora de procedimientos, etc.). Limitaría las funciones de la inspección del PDI (incluso la eliminaría) y en cambio recuperaría procedimientos efectivos de evaluación de la calidad de la docencia. Etc. etc.

No he leído nada en esta dirección. Pero hay un candidato que ya ha sido Rector y que no ha encaminado su gestión en esa dirección... Ops, me estoy volviendo fanerógamo, ¡¡cielos!!

La foto es de aquí
Publicar un comentario en la entrada