sábado, 25 de diciembre de 2010

Revisando estilos de aprendizaje

Hace dos días concluí la misma asignatura que una año antes me había sugerido una entrada a la que Squirrowl respondió con un acertadísimo comentario. Me sorprendía entonces que los estudiantes fueran capaces de hacer estupendos proyectos y contestar tan mal los exámenes. A lo largo de este año he estado especialmente atento a algunas de las cuestiones que quedaron entonces abiertas. Pretendo recoger a continuación las principales conclusiones.

Este año el examen ha sido previo a la presentación de los proyectos, una cosa por la mañana y la otra por la tarde. Además ha sido mucho más próximo a las explicaciones dado que no han estado las vacaciones de navidad por medio. El resultado es que el examen lo han hecho mucho mejor que el año pasado. No para tirar cohetes, pero en razonable acuerdo con el resto de capacidades.

El rendimiento en los proyectos me ha vuelto a maravillar, especialmente en comparación con el equivalente en las prácticas de laboratorio "regladas". Estas últimas consisten en realizar una serie de ejercicios de laboratorio siguiendo un guión preestableciso (facilitado por el profesor con antelación), mientras que "el proyecto" consiste en un trabajo práctico equivalente solo que elegido y desarrollado completamente a su elección. Mientras que en las prácticas regladas se intentaba ir a mínimos, tanto en tiempo como en alcance de la tarea, en los proyectos han apurado hasta el último minuto, buscando refinamientos y complicaciones hasta que ya no podían más.

Me he fijado especialmente en el grado de comprensión real de lo desarrollado en los proyectos y, aunque en general muy satisfactorio, he de decir que resultó variado. De los 8 grupos que presentaron proyectos, en 2 de ellos se limitaron a copiar un montaje localizado en internet sin entender apenas que estaban haciendo (especialmente en uno de los casos). En cambio en los otrs 6 grupos el grado de comprensión fue alto. Aunque todos comenzaron con un montaje encontrado por internet, la disponibilidad de componentes (entre otras razones) les obligaron a ir introduciendo modificaciones de forma que algún caso lo realizado era casi por completo original. La interacción entre documentación instantánea (internet abierto continuamente), conocimiento previo, imaginación, motivación y realización práctica me pareció especialmente bien lograda en este grupo de estudiantes.

La limitación más importante que he encontrado tiene que ver con el lenguaje. Hubo una clase en que ante mi explicación ponían cara de no entender nada, y no contestaban preguntas sencillas; no me seguían el discurso en absoluto. En cambio les puse unos ejercicios prácticos (unos problemas de aula) y los hicieron perfectamente. Les sirvieron además para ver que lo que les explicaba era lo que habían visto en otra asignatura (por eso hicieron bien los problemas) pero con palabras muy distintas. También en las preguntas cortas del examen ha habido muchos fallos debidos casi en exclusiva a no haber leído y entendido el enunciado, porque comentado verbalmente por la tarde si sabían lo que se preguntaba.

El resumen podría dejarlo en tres ideas:
I.- He vuelto a quedar muy gratamente sorprendido por su capacidad de resolver problemas reales (especialmente si el margen de creatividad es importante)

II.- Se observa claramente lo que los psicólogos llaman "especificidad de dominio": lo aprendido en una clase no vale para otra, lo conocido en teoría no se aplica en la práctica y viceversa. Aunque lo he intentado, ahí hay que esforzarse más.

III.- Las limitaciones de lenguaje, de comprensión tanto oral como escrita, son mucho más significativas de lo que uno podría esperar. En cambio la expresión oral (todos expusieron sus proyectos) si es la esperable para el nivel de 5º de carrera, o incluso mejor.

Y mi concusión es que los estilos de aprendizaje, la forma de conocer y de integrar capacidades de nuestros estudiantes no es trivial y no es como era la nuestra a su edad, está cambiando muy deprisa e incorpora internet de forma muy sustancial. Decir que “cada vez saben menos” es una simplificación muy exagerada y negativa de un proceso de cambio muy interesante del que nos queda mucho que aprender.

--------
La figura no tiene mucho que ver con el texto, pero ayuda a entender la importancia de que realicen y expongan proyectos y, para quien no la conoza, da un punto de reflexión interesante.
Publicar un comentario en la entrada