martes, 17 de noviembre de 2015

Je suis polvo de estrellas

Dice Pseudópodo, un interesante bloguero, que tan cierto es que seamos polvo de estrellas como puré de patatas. Que en realidad no "somos" ninguna de esas cosas. Con la primera frase pretendemos resumir de forma poética (o quizá cursi para algunos) el hecho de que muchos átomos de los que forman nuestro cuerpo se formaron en explosiones de supernova de estrellas anteriores a nuestro sol. En el mismo sentido, que seamos puré de patata es un enunciado equivalente (poético feísta) relativo a lo extraordinario de nuestro metabolismo capaz de extraer energía y materia del puré de patata para conformarnos y activarnos.

Totalmente cierto que ese tipo de frases no son ciencia. Totalmente cierto también que en los últimos tiempos ha surgido un movimiento "fan" de la ciencia que en ocasiones adopta actitudes acientíficas (quizá a veces hasta anticientíficas) en su disfrute de los resultados científicos. Se trata de un disfrute estético, intelectual y vital profundamente humano. La gente que hace cola para acceder a Naukas Bilbao lo hace con el mismo afán que ante un concierto de su grupo favorito. Con el mismo ímpetu que hacen cola los beatos en la plaza de San Pedro para ver al Papa. Ni ver al papa es religión, ni ir a un concierto es música, ni escuchar a un divulgador es ciencia. Es obvio.

No hablamos de ciencia, sino de ímpetus humanos. El desprecio del contrario también forma parte de ese ímpetu. Los Mods o los Rockers, los de los Beatles o Rolling, los moros o los cristianos. ¿Quienes son los contrarios del movimiento fan por la ciencia? Por un lado las pseudociencas, y por otro las creencias dogmaticas. Ambas son contrarias al espíritu científico real, otra cosa es que en algunas ocasiones (quizá muchas) las actitudes pop de los fans lleven sus desprecios más allá de lo científicamente justificado o razonable. Tampoco es tan terrible. Otros lo vienen haciendo tradicionalmente de forma mucho más exagerada y terrible en sus consecuencias (llevando personas a la muerte por tratamiento absurdos, o decapitando o quemando gente directamente).

En el laboratorio hago ciencia e intento ser todo lo objetivo que puedo. Al salir, me pongo camisetas con motivos en los que creo, que me convencen, me motivan y me hacen disfrutar. Acudo a espectáculos y leo divulgación científica. Disfruto de los Mods, los Beatles y ... el ateismo. Y entre el polvo y el puré no tengo ninguna duda. Je suis polvo de estrellas.

Publicar un comentario en la entrada