lunes, 1 de agosto de 2011

Primer contacto con el sistema educativo de EEUU


Parece ser que bastantes cosas están organizadas por condados, y en el que habitamos nosotros, DeKalb County, la admisión de nuevos estudiantes a las escuelas públicas está centralizada en el International Center. En este lugar se entra por una punta, sin cita previa pero con unos cuantos papeles, y se sale por el otro lado, con dos sobre dirigidos al colegio que te han asignado. Entre medias has gastado tres horas o así.

A la llegada te dan un número y una hoja de instrucciones con los documentos necesarios y del proceso a realizar. Tienen estas hojas traducidas a más de 15 idiomas. Con el número esperas, en una sala que es el gimnasio de la foto, a que te atiendan en el primer paso, en este se verifica que tienes la documentación requerida, que consiste básicamente en: (i) acreditación de nombre y edad (partida de nacimiento, pasaporte, etc.), (ii) prueba de vacunación, (iii) prueba de residencia en el condado y (iv) notas del último curso realizado (esto último es lo único que puede faltar).

El paso dos tiene lugar en las mesas de la cafetería, en las que se procede a rellenar un montón de formularios asistidos por personal del centro (prácticamente todos son bilingües inglés- español). Mientras rellenas formularios se llevan al niño a un aula en la que realiza un examen de inglés y otro de matemáticas. El de matemáticas empieza literalmente con 1+1 y termina 30 preguntas después con cuestiones, todas muy básicas, de 2º de bachiller.

El paso cuarto es el de la toma de decisión, te reciben en una oficina con todos los papeles y la persona al cargo decide el centro que se le asigna al niño, el nivel al que irá y el grado de apoyo que necesita para ponerse a un nivel suficiente de inglés. Te comunican la información, sellan los papeles y te preparan dos sobres para el centro con fotocopia de todos tus papeles más los formularios que se han rellenado, ya en la carpeta que irá al archivador del centro.

Me ha sorprendido lo bien organizado del proceso y la excelente atención personal todo el tiempo, especialmente pensando que todos allí somos “inmigrantes”. También me ha llamado la atención el volumen de niños que pasan por este proceso, prueba de la cantidad de inmigración que sigue llegando a este país. Es también de resaltar el papel de los centros educativos en el mantenimiento de la política de vacunas.

Proximamente empezaremos con la matriculación propiamente dicha
Publicar un comentario en la entrada