viernes, 18 de febrero de 2011

UPNA y medicinas


Este chiste recoge un pequeño momento dulce de una historia triste. Una historia que para los lectores "locales" no necesita comentarios, pero como me han dicho que hay quien lee esto en otros lugares, me voy a permitir una breve descripción del suceso y de lo que ilustra.

Desde el Gobierno de Navarra (Consejería de Salud) se ha creado un "Instituto de Investigación Sanitaria" que aglutina a todas las entidades Navarras que hacen algún tipo de investigación sanitaria excepto la UPNA. Llevado el tema al Parlamento, la Consejera asumió la decisión y la justificó por la "falta de relevancia investigadora" de nuestra universidad. Los datos demuestran que el 36% de las publicaciones que se hacen en Navarra desde entidades públicas proceden de la UPNA, o sea que los datos no soportan el juicio político. La presidenta del partido de la Consejera (y además profesora de la UPNA) la ha desautorizado.

En el fondo este hecho puntual es una ola con espuma de un mar de fondo que dura años, dura los 25 años de historia de la UPNA, que se vivió por la otra universidad que había instalada en Pamplona previamente como la instalación de la competencia. Y esa competencia, lejos de ser sana (como suele decirse que es la competencia) ha sido bastante enfermiza en muchos aspectos. En multitud de ocasiones, menos escandalosas que esta, ha habido marginaciones de la universidad pública respecto de la privada por parte de los poderes públicos (ya se que suena a trabalenguas, que le vamos a hacer). Y ya entrando en temas sanitarios, el buque insignia de la privada, todo esfuerzo es poco para mantener el estatus quo, aunque resulte escandaloso.

Esta dificultad de encaje institucional de la UPNA entre las administraciones Navarras se ha pretendido utilizar más de una vez en clave interna, en el marco de la política universitaria. Espero que ahora, ante las próximas elecciones a Rector no haya nadie que caiga en esa tentación.
Publicar un comentario