lunes, 3 de agosto de 2009

Mentiras fuera de la ciencia

Hace unas entradas comentábamos sobre las diferentes clases de falsedades de los científicos (ab veritatem y ab viam fueron bautizadas en los comentarios). Esto, a su vez, procedía de intentar comprender un estudio sobre la incidencia del fraude científico, que daba unos valores muy altos.

Hoy encontramos en El País un artículo centrado en el fraude encontrado en los curricula que se envían para buscar empleo. La autodeclaración de falsedad leve alcanza al 20% de los encuestados, mientras que el juicio externo (el del jefe de personal que los recibe y compara con lo que verifica en entrevistas) alcanza valores mucho más altos. Aunque no se da un dato concreto, valores del 70- 80% son perfectamente compatibles con lo que se describe (equivalentes ambos datos a los que se encontraban en el ámbito científico).

Por otro lado es interesante darse cuenta de que ese "fraude" leve consistente en embellecer lo que se cuenta (sea un resultado científico o el juicio sobre uno mismo) lo descuenta el receptor del mensaje prácticamente en el acto. A esto es a lo que hace referencia el titular del artículo de El País "Nivel medio de inglés equivale a bajo". Va a resultar que esa exageración generalizada es una característica, no de la actividad científica, sino de la actividad humana en general.
Publicar un comentario