domingo, 14 de agosto de 2016

De Ujué al cielo

Ujué es un pueblo Navarro tan bonito que parece un decorado; en lo alto de un monte, coronado por una iglesia castillo desde la que se domina una impresionante extensión. Allí se ha organizado un curso de verano de la UPNA sobre astronomía, urdido, impulsado y dirigido por el insigne uxuetarra Humberto Bustince, a la sazón profesor de la universidad.

La respuesta de la población del lugar y de pueblos vecinos ha sido espectacular, rondando el centenar de asistentes en cada una de las sesiones. Este número es especialmente llamativo cuando se pone en relación con los 190 habitantes censados en Ujué (de los que la mitad al menos no pasa el invierno allí).

El curso concluyó con una observación del cielo en plena lluvia de perseidas (aunque no vimos casi) y el día anterior tuvimos una sesión de "Astronomía de andar por casa" Javier Armentia y yo, un especial dedicado a la Astronomía en el estilo Ciencia en el Bar.


En la sesión de Astronomía de andar por casa, tras una introducción sobre lo importante que es la ciencia (tanto que no se puede dejar solo a los científicos) tratamos los siguientes temas: luces y sombras (y penumbras), la cámara oscura, lentes (gafas y telescopios), escalas del sistema solar (y del Cervantes), paralaje, anamorfismos, el color de las estrellas, espectros, el arco iris y una idea sobre relatividad general. Para hora y poco más que suficiente. Lo pasamos muy bien.

La experiencia ha sido estupenda. Aunque sea un esfuerzo irse a una hora de Pamplona a realizar actividades, cuando la respuesta es tan buena da gusto hacerlo. Este tipo de actividades son una magnífica extensión territorial de la universidad, se lleva conocimiento adecuado y bien recibido. Llama mucho la atención en contraposición con las exigencias político económicas que nunca son suficientes y de las que no hay buena respuesta.

Parece ser que en 1378 el Rey Carlos II ordenó poner una universidad en Ujué, o lo que se entendía entonces por universidad, por que tenía 4 estancias: cocina, comedor, dormitorio y bodega ;-)  El proyecto se abandonó en seguida por tener que dedicar los recursos a temas más inmediatos (guerras). Podríamos decir que con este par de días hemos cerrado un ciclo de más de 600 años. El verano que viene repetimos seguro.

Publicar un comentario en la entrada