miércoles, 5 de agosto de 2015

Lastres que dificultan proyectos

China empieza a construir su primera central de energía solar en el desierto del Gobi. Una noticia ilusionante. Mientras esperamos (con escepticismo) el control de la fusión nuclear, hay que volcarse en las energías renovables; y proyectos importantes en la buena dirección levantan el animo.

Es desoladora la comparación entre esta noticia y las que llenan los telediarios aquí en el sur de Europa. Aquí parece que ya se ha conseguido todo y que lo único importante es quien lo disfruta. Que si añadimos nuevas fronteras. Que si protegemos las fronteras que tenemos de advenedizos para que nuestra riqueza no se diluya. Que si no permitimos proyectos (como los de autoconsumo renovable) para proteger inversiones ya hechas por otras empresas. Que dónde colocamos los resíduos generados por las obsoletas centrales nucleares sin molestar demasiado a las grullas. Por no hablar de la tragedia griega. Contemplado en conjunto imagino un montón de clones de Gollum maquinando por "su tesoro".

Parece que toda la riqueza generada y los mecanismos socioeconómicos para producirla que se han establecido en Europa se han convertido en lastres para poner en marcha proyectos importantes capaces de generar ilusión... o por lo menos yo no encuentro ninguno.
Publicar un comentario