sábado, 4 de julio de 2015

Un par de días con jóvenes doctorandos

En nuestras universidades los estudiantes de doctorado están bastante aislados. Se relacionan con los de su grupo de investigación, claro, pero poco más. No hay sensación de comunidad. No hay sensación de pertenecer a un estereotipo del que hacer chistes, cosa que se pasa en entornos sajones, véase si no el sitio #what should we call gradschool.

No se si será esto lo que ha motivado la última reforma legal del doctorado en España (seguramente no), pero la creación de las "Escuelas de Doctorado" puede suponer un interesante avance en esa dirección. Desde luego las direcciones de las cuatro escuelas de doctorado que conforman el Campus Iberus lo tienen claro y lo hacen, por ejemplo, montando las Jornadas Doctorales. En las de este año, celebradas en Jaca los días 2 y 3 de julio, he tenido la ocasión de participar y ha sido una experiencia estupenda.

Lo más interesante fue la parte de oyente, escuchar las presentaciones de estudiantes de disciplinas tan variadas. En la parte activa me tocó participar en una mesa redonda sobre el papel de internet y las redes sociales en la actividad actual de los doctorandos y organizar un taller sobre la transversalidad en la investigación. Respecto de lo primero  ¿qué iba a decir? que soy partidario, lo contrario que el cura del chiste. El taller consistió en que los estudiantes, organizados en grupo, hicieran una puesta en común de los usos y costumbres en cada disciplina sobre una serie de cuestiones formales de la investigación. se quedaron muy sorprendidos de ver cómo las cosas que en tu campo se hacen, obviamente, de una manera en otras disciplinas las hacen de otra forma. A ver si encuentro un rato para redactar mis conclusiones de las jornadas en otra entrada. Para terminar esta, dejo a continuación la lista de temas tratados en el taller:
Publicar un comentario en la entrada