lunes, 7 de enero de 2013

I+D de género

Acabando estos días de fiesta en casa (en Pamplona), descubro que está mucho más sucia que en situaciones equivalentes el año pasado, en la casa de Atlanta. En concreto aquí se deposita mucho más polvo que allí.

A partir de esa observación anecdótica me apetecería iniciar un proyecto de investigación científica (deformación profesional(1), supongo). Hay múltiples diferencias entre ambas casas, aquella era más grande, tenía menos muebles y trastos y, sobre todo, tenía calefacción por circulación de aire, como es habitual en EEUU. Esta tiene más estanterías con cositas y está calefactada a través de radiadores, que mueven el aire dentro de las habitaciones pero no lo sacan a un circuito externo. Casi con certeza los circuitos de calefacción por aire llevan filtros. Quizá ahí está  ese polvo extra que aquí hay que retirar con sobredosis de plumero. En fin, hay que volver al día a día, y yo no me dedico a este tipo de investigaciones. La duda que me queda es ¿alguien se dedica a ellas?

Se dice que los pañales empezaron a incorporar tecnología en el momento en el que los padres comenzaron a cambiarlos. La idea es que mientras era una cosa de mujeres nadie se preocupó por que fueran nada más que un trapo. Ahora son unas piezas de altísima tecnología, lo que redunda en beneficio del culo de los bebés y de la disminución de esfuerzo del trabajo de los padres. Sin duda que en las dos últimas décadas hay departamentos de I+D estudiando pañales (y no porque salgan personajes con bata blanca en anuncios de TV). También se han desarrollado en los últimos años unas aspiradoras robóticas que circulan solas por la casa aspirando las porquerías que se encuentran. No sé si este desarrollo también se le achaca a la incorporación de los hombres a la tarea de pasar la aspiradora. En cualquier caso, sin duda ninguna que las decisiones de I+D tienen una componente "de género" (2) considerable.

Estaría bien que existiera un instituto de investigación de la porquería doméstica, y se ocupara no sólo de su eliminación mejorando detergentes y escobas (que eso seguro que lo hacen ya los fabricantes), sino de su prevención. Materiales de construcción autolimpiables, diseños de calefacciones que ayuden a quitar el polvo por la propia circulación del aire, sistemas de ventilación que eviten la entrada de polvo del exterior, etc. Quizá existen centros de estas características, pero si no, habría que crearlos.

------------------
(1) En realidad no es "deformación" sino formación, pero la frase hecha es así.

(2) Ya se que formalmente (DRAE en mano) "género" tienen las palabras mientras que las personas tienen "sexo". Pero la evolución de las consideraciones sobre la sexualidad ha ido más deprisa, y el uso ha hecho que se utilice de forma muy extendida "género" para referirse a la autoconsideración de la orientación sexual, independientemente del "sexo" biológico del individuo. Un jardín complejo, ajeno a esta entrada, del que sólo quería dejar constancia brevemente.

La foto está tomada de aquí
Publicar un comentario en la entrada