sábado, 23 de septiembre de 2017

El engaño de FitzRoy

A comienzos de este año 2017 me regalaron un "juguete científico" muy sorprendente, un vidrio de tormenta. Empecé a tirar del hilo a ver que era eso y por qué había adquirido relevancia. Resulta que es un sistema que produce (y disuelve) unos preciosos cristalitos y al que se atribuye, falsamente, la capacidad de predecir el tiempo. Tanto tirar del hilo acabé con una historia como para contarla en Naukas 17. A contiuación dejo el material:

El vídeo, gracias a EITB, está AQUÍ

Y las imágenes:


Publicar un comentario